1 año en Londres

Filed in Web Analytics 17 Comments

Londres

Hoy hace un año que empecé mi aventura en Londres. He de confesar que no fue una decisión meditada y sopesada. Sí que es cierto que a lo largo de muchos años deseé y dije en repetidas ocasiones que me encantaría vivir aquí porque hace 5 años pasé un mes genial en esta ciudad, pero de ahí a tener la certeza de querer hacerlo hay un gran paso.

El caso es que empezaron a pasar cosas y más cosas que me acercaban a la posibilidad de venir a Londres. Me acerqué tanto que dejé que la decisión final la tomara un poco el destino, y decidí que si ocurría 1, me quedaba en Madrid, y si ocurría 2, me iba a Londres.

Ocurrió 2. Pasé un día horrible, muy triste, con miedo. Al día siguiente dejé de pensar y empecé a organizar mi viaje.

Es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Por esta razón, quería celebrar mi primer año aquí enumerando las cosas por las que doy gracias y me siento orgullosa. Tanto a nivel personal, como profesional, aunque me centraré más en lo segundo 🙂

Aquí he encontrado un trabajo, en Net-a-Porter, que de verdad me apasiona. No es que antes no me apasionara. La diferencia es que ahora siento que esa pasión es alimentada para que no se apague. Mi mayor problema en analítica web siempre ha sido la falta de acción. No puedo decir que sea fácil y rápido lanzar un test, pero aquí las cosas cambian y las decisiones se toman teniendo en cuenta los datos. Desde poner en marcha una nueva campaña o modificarla sobre la marcha (si así lo indican los datos) hasta hacer cambios en la web.

Estoy fascinada con las campañas y actualmente es lo que más me gusta analizar. Tiene una explicación y es que para mí el mundo de la moda es nuevo completamente (la primera semana descubrí que Michael Kors y Michael Michael Kors no eran lo mismo… sí, yo puse esa misma cara :D), y cada semana aprendo algo con las distintas acciones que se llevan a cabo. Por ejemplo, la semana pasada la historia principal del site fue Louboutin y analizar todas las acciones llevadas a cabo en los distintos canales (incluida la propia web) entorno a esta historia es brutal.

Obviamente no me encargo yo de analizar todo ni mucho menos. Aquí se trabaja muchísimo en equipo. Nunca había estado en un sitio donde pesara más el trabajo en equipo que el miedo a la competencia. Hace unos meses hicimos un estudio de un país concreto entre Marketing, Merchandising, y Analítica, entre otros. Cada uno aportó su granito de arena y ayudó a interpretar los datos que teníamos. Convertirlos en información útil hubiera sido imposible sin la colaboración de todos.

Trabajar así da gusto más aún cuando estás rodeada de gente a la que le encanta lo que hace y que encima se le nota. Trabajan con motivación y profesionalidad, ambas igualmente importantes. Las ganas de hacer cosas se transmiten y provocan más ganas de hacer. Me contaba el otro día una compañera, que las integrantes de su equipo eligen cada semana un diseñador y se visten inspiradas en él. Quizás os parezca una tontería, pero yo lo veo una idea genial para conocer el estilo de los diseñadores con quienes trabajas.

Además aquí te valoran, y si haces las cosas bien, te lo dicen. No es que en España nunca me haya pasado, pero no a este nivel. Entiendo que es una forma de recompensar el trabajo bien hecho, de motivar.

Claramente hay cosas también que no me gustan, pero lo positivo gana con creces a lo negativo, y no es momento ni lugar de hablar de lo malo.

A nivel personal, me siento orgullosa de haber salido de mi zona de confort y haber sido capaz de construirla de nuevo en un lugar desconocido. Es fascinante las vueltas que da la vida. Hace 2 años no me hubiera imaginado ni por un momento que ahora estaría desde el salón de mi casa en Londres escribiendo el resumen de mi primer año aquí.

He conocido a gente de muchas partes del mundo que me han enriquecido como persona. Todo el mundo tiene una historia que contar y de la que siempre se aprende algo. Hay tanto mundo detrás de cada uno de nosotros.

También he conocido o me he reencontrado con gente que ha hecho que ampliara el círculo de personas que me han llegado de verdad al corazón. Gente a la que puedo llamar amigos, que forman parte de mi vida presente y que de algún modo lo formarán de mi vida futura.

Echo de menos Madrid y a mi gente de allí. Eso es algo que no se olvida por muchas cosas buenas que me traiga aquí la vida. Pero Madrid está ahí y siempre tendré la oportunidad de volver. No sé cuándo ni cómo ni cuántas vueltas me deparará la vida 🙂

TOP
Yandex.Metrica